lunes, 3 de diciembre de 2012


¡Hermanas, venid despacio!
Vamos a sentarnos en silencio
a ver como sube la marea.
Quedaos quietas que empieza el espectáculo.
Guardemos el silencio de la noche
para que los perros piensen
que somos solo parte del paisaje
y corran a ladrar a otro horizonte.

Hermanas, venid ¡Venid!¡Tocadme!
Abrazadme, que estoy emocionada.
Que el agua está creciendo y se subleva
y las olas respiran como bueyes.
¡Venid, mirad! El mar está subiendo
y lame con su lengua milenaria
y esculpe entre los riscos su semblante.

Y los perros le ladran a la espuma
y sus fauces se aferran a la nada.
Desde atrás, los fieros cazadores,
disparan la negrura impenitente.
El mar sigue, monocorde, en su batalla.
Impasible a las balas y a la muerte.


¡Venid, hermanas, que sube la marea!
Que viene firme, informe, incontenida
a tomar lo que es suyo de esta playa.
Mañana el milagro habrá pasado
no habrá perros rabiosos en la orilla.
El mar se irá, después, para dejarnos
la tierra a nosotras y a los pájaros.

Pero esta noche venid, hermanas mías.
Unámonos despacio al oleaje
para limpiar de monstruos las marismas.
Fundámonos tranquilas con las olas
y perdamos las formas y la forma
y abracémonos fuerte a la oriflama.

domingo, 2 de diciembre de 2012

Huida hacia delante

El amor es terrible.
El amor es un espejo en el que no quieres verte. 
Por eso se acaba, amor mío.
Porque en tus pupilas están todos mis fracasos
mirándome desde el el umbral incrédulo de tus ojos.
No lo sabes, amor, pero ahí se sientan,cada vez son mas
siguen viniendo, y tranquilos me señalan y comentan ,
deshilvanan (alcahuetas malnacidas) cada error que no supe enfrentar... 
Que son tantos, mi 
amor, que no te aguanto.
No te miro a los ojos por buscarte.
Los vigilo a diario por si alguno
en su torpe balanceo entre tus párpados
cayese al interior de tu retina.
Tengo miedo, amor. Eso se infecta.
....Eso se enquista.
Y me da pena verte con los ojos
invadidos de fracasos extranjeros...
Mejor me marcho, amor. No te soporto.
Buscaré otro amor que aun no refleje cada error que sigo cometiendo.