lunes, 3 de diciembre de 2012


¡Hermanas, venid despacio!
Vamos a sentarnos en silencio
a ver como sube la marea.
Quedaos quietas que empieza el espectáculo.
Guardemos el silencio de la noche
para que los perros piensen
que somos solo parte del paisaje
y corran a ladrar a otro horizonte.

Hermanas, venid ¡Venid!¡Tocadme!
Abrazadme, que estoy emocionada.
Que el agua está creciendo y se subleva
y las olas respiran como bueyes.
¡Venid, mirad! El mar está subiendo
y lame con su lengua milenaria
y esculpe entre los riscos su semblante.

Y los perros le ladran a la espuma
y sus fauces se aferran a la nada.
Desde atrás, los fieros cazadores,
disparan la negrura impenitente.
El mar sigue, monocorde, en su batalla.
Impasible a las balas y a la muerte.


¡Venid, hermanas, que sube la marea!
Que viene firme, informe, incontenida
a tomar lo que es suyo de esta playa.
Mañana el milagro habrá pasado
no habrá perros rabiosos en la orilla.
El mar se irá, después, para dejarnos
la tierra a nosotras y a los pájaros.

Pero esta noche venid, hermanas mías.
Unámonos despacio al oleaje
para limpiar de monstruos las marismas.
Fundámonos tranquilas con las olas
y perdamos las formas y la forma
y abracémonos fuerte a la oriflama.

domingo, 2 de diciembre de 2012

Huida hacia delante

El amor es terrible.
El amor es un espejo en el que no quieres verte. 
Por eso se acaba, amor mío.
Porque en tus pupilas están todos mis fracasos
mirándome desde el el umbral incrédulo de tus ojos.
No lo sabes, amor, pero ahí se sientan,cada vez son mas
siguen viniendo, y tranquilos me señalan y comentan ,
deshilvanan (alcahuetas malnacidas) cada error que no supe enfrentar... 
Que son tantos, mi 
amor, que no te aguanto.
No te miro a los ojos por buscarte.
Los vigilo a diario por si alguno
en su torpe balanceo entre tus párpados
cayese al interior de tu retina.
Tengo miedo, amor. Eso se infecta.
....Eso se enquista.
Y me da pena verte con los ojos
invadidos de fracasos extranjeros...
Mejor me marcho, amor. No te soporto.
Buscaré otro amor que aun no refleje cada error que sigo cometiendo.

lunes, 16 de abril de 2012

Cesapenas

Hay que tener mucho cuidado con la terminología que se utiliza por que los términos nos determinan. A mí no me gusta la nomenclatura de “15-M”, que me hace pensar en un atentado o en una operación militar. Tampoco me agrada que nos llamen “indignados”, porque si de algo está sobrado este movimiento es de dignidad. Es además falto de gusto no utilizar un vocablo neutro en un movimiento que hace tanto hincapié en el lenguaje inclusivo. José Luis Sampedro nos llamó “los quincemayistas” que es una cosa mucho más linda, que recuerda a la primavera y al despertar, a las tardes frescas y al campito joven. Y este movimiento si va de eso.

He escuchado demasiadas veces que el problema del movimiento es que no se define. Fallo nuestro, puede, pero es muy sencillo explicar a que se debe: no hace falta definir lo que está implícito y además sería casi inenarrable. Todos los que estamos aquí rondando padecemos de una variante del síndrome de Sthendal. Lo he oído en doscientas bocas, en doscientas voces… “Yo vine a ver.. Y entonces lo entendí. Y me quedé.” Por eso, porque simplemente llegas, y lo entiendes y dices “yo soy esto” y no hace falta dar más explicaciones, a veces se nos olvida que hay gente que nunca estuvo en esas preciosas plazas tomadas. Por eso y porque no hay tiempo, porque trabajar por crear un futuro mejor significa llevar dos meses sin dormir, malcomiendo, y el poco tiempo que tenemos entre nuestras vidas y la reformulación es para la familia y los amigos, o para la reflexión, o la mera supervivencia, no para dedicarse a escribir un diario…

Decía que esto es un movimiento de reformulación, y me gustaría volver a la importancia del lenguaje: me desconcierta cuando nos llaman Antisistema, puesto que lo que pretendemos es reformar el sistema no destruirlo. No queremos la aniquilación de un sistema social, ni queremos anquilosarnos en ideologías caducas del siglo XIX. Lo que queremos es crear un nuevo modelo, aprovechando lo bueno de este y desechando lo que no nos vale, para hacerlo más justo y recuperar al ser humano como ese elemento inviolable que debería ser (homo homine sacra res) y que se está relegando a nivel mundial para conseguir un crecimiento económico que pueda luchar con los gigantes orientales, a cambio, como ellos, de reducir a los ciudadanos a un estado de infraesclavitud y mediante la creación de un régimen ecológica y humanamente insostenible.

Decía esto y decía que cuando uno se sentaba en círculo escuchando a sus compañeros, con los que había trabajado codo con codo en levantar una biblioteca improvisada o un comedor que alimente a todos los indigentes de Madrid por que Madrid no lo hace, y surgen los debates del orden del día( la democratización de la democracia, la privatización del canal de Isabel II en Madrid, la pérdida de camas en los hospitales catalanes, la ampliación de la edad de Jubilación ad infinitum cuando hay un 40 % de paro en los menores de 35 años, o la escasez de centros docentes en relación cantidad de niños sin colegio y profesores en paro…) a veces olvida que hay gente que no está sentada ahí, que no se mete en las redes y que aún no sabe que esto no es ni de izquierdas ni de derechas, sino de lógica… Hagamos un Mea Culpa por este deambuléo cumulonímbico…

Pero está esa placita, sitiada, condenada, acordonada, violada y violentada, furgones oscuros como amenazas franqueados por cientos de chavales (algunos demasiado jóvenes para robarles tan pronto el derecho a volver a mirarse en un espejo), tensos, asustados, maltratados y malpagados, uniformados y entrenados en el miedo y uno se acuerda... Era tan linda… Allí estaba infosol, allá, enfermería, cocina, allí era donde nos sentábamos en circulo a hablar sobre cómo hacerlo mejor y consensuábamos cada propuesta con paciencia y respeto…Y miras al caballo y recuerdas esa plaquita, 20 centímetros de bronce rezando “Dormíamos, despertamos. Plaza Tomada”. que los chicos de Artes hicieron como regalo de despedida… Y que ahora nos han arrancado de cuajo, como quien arranca una flor para detener la primavera.

Será eso. Que querían detener la primavera. Debe ser eso lo que explica algo tan ridículo como semejante despliegue (que según nuestra Constitución solo sería válido si el jefe de Estado declarase el país en estado de Alerta o de Excepción). Será eso, que arrancaron una placa porque después de despertar seguíamos recordando los sueños y como no tenían argumentos trataron de quitarnos los símbolos. Será por eso por lo que el martes se impidió a la gente hacer una asamblea de emergencia… No nos quieren dejar recordar, ni hablar, ni soñar. Pobrecitos.. ¿Cómo no entender tanta impotencia? Esto no está en una plaza, sino en cada uno de los que allí a prendimos a ser personas. Donde vamos, va con nosotros, sempiterna e incombustible, Y no podemos parar, porque el mundo es muy grande y hay mucho trabajo por hacer…

Y dicho esto a lo mejor es más fácil entender también porque no tenemos tiempo para explicar que fue Despertarse el Quince de Mayo.

Les Clées