viernes, 27 de mayo de 2011

El sueño o la muerte

Como las grandes revoluciones, esta nace en primavera... Y la gente, esa criaturita sumisa y manipulable, reducida a consumidores y consumidos, ha dado una sorpresa, ha recobrado memoria y dignidad ¿quien iba a decirlo? y ha salido.

La gente ha salido, elegante y vencedora, dando una lección de respeto y orden, demostrando que nadie necesia que le digan que puede o no puede hacer por que ya sabe que tiene que hacer.

La gente que sueña está dando una lección de realismo, llevando a la practica lo que la objetividad nos planteaba como un imposible.

Hace apenas unos meses nadie diría que en españa, las calles se fuesen a llenar de gritos y flores... Pero no basta con las flores...

Ahora que sabemos que lo objetivo era una mentira para sostener lo indefendible, no vamos a dejar que la revolución se pliegue con las tiendas...

Cuando pase la acampada, empezará la fiesta.

Esta es la revolución de la gente, esta la revolucion de nuestro tiempo.

Vamos a escribir la historia.

No hay comentarios: