martes, 24 de junio de 2008

Las cafeterías sólo tienen sentido porque en ellas se fraguan revoluciones.

No hay comentarios: